...

Las 26 mejores cosas que hacer en Tánger, Marruecos

Las 26 mejores cosas que hacer en Tánger, Marruecos

Conozca la maravillosa ciudad marroquí situada en el noroeste del exótico país. Tánger es en realidad una ciudad bastante importante que está directamente situada en la costa del Magreb que conduce al punto preciso donde el Océano Atlántico se encuentra con el vasto Mar Mediterráneo. Naturalmente, esto no es lo más interesante de esta floreciente ciudad de Marruecos. Los momentos más encantadores son más emocionantes de lo que ha visto en sus sueños más salvajes dada la rica historia de Tánger. Quédese con nosotros si le gusta explorar las riquezas de la ciudad, aunque sólo sea virtualmente. Consulte nuestra lista de las mejores cosas que hacer en Tánger, Marruecos.

1. Disfrute de un emocionante paseo en camello por la playa de Tánger

Si vas a visitar Tánger con tu familia o con un grupo grande de amigos, puede que quieras reservar esta excelente excursión de Airbnb. Se trata de una escapada de cinco horas de duración a la que pueden unirse diez personas. Además, el itinerario está planificado para ti, lo que es ideal para los turistas que no tienen ni idea de por dónde empezar sus vacaciones en Tánger. La principal atracción de la excursión es la experiencia de montar en camello en una impresionante playa del Mediterráneo, pero no hay que pasar por alto las otras cosas emocionantes previstas para usted. Podrá visitar una mezquita de la ciudad, una kasbah, el palacio del rey, la legendaria cueva de Hércules, Medina, los jardines de Mendoubia y mucho más viajes al desierto de marruecos

2. Enamórate del arte contemporáneo marroquí en la Galería de Arte de Medina

Déjese llevar por la vibrante escena artística de Tánger y visite sus museos y galerías más emblemáticos. La Galería de Arte Medina exhibe interiores prístinos y modernos y sirve como espacio creativo para personas con un profundo aprecio por las artes contemporáneas. En ella se exponen diferentes obras maestras, sobre todo pinturas, esculturas, piezas de joyería y productos artesanales de artistas marroquíes. Algunas son sólo para exposición, mientras que hay piezas disponibles para la venta. Algunas de las creaciones que encontrará aquí son obras de Ahmed Al Barrak, Faissal Ben Kiran, Mohamed Hamri, Mohamed Melehi y otros.

3. Visitar el Gran Teatro Cervantes del siglo XX

El Gran Teatro Cervantes, una maravilla arquitectónica construida por los españoles en 1913, es un lugar de entretenimiento del siglo XX construido en honor a Miguel de Cervantes Saavedra, un renombrado escritor español. Este edificio emblemático puede parecer ruinoso, pero ha sobrevivido al paso del tiempo y ha sido objeto de pequeñas reformas. Aunque ya no está en funcionamiento, los turistas visitan este lugar para ver sus características de época, incluyendo el escenario y los asientos del público.

4. Aprende a cocinar comida marroquí en esta clase de cocina de cuatro horas (desde 62 euros)

Los viajes de comida son sin duda una gran parte de cualquier vacaciones. Sube el nivel de tu escapada habitual y adquiere una nueva habilidad mientras estás en Tánger a través de esta emocionante clase de cocina de Marruecos de Airbnb. Se trata de una actividad de cuatro horas de duración, con mucha cocina y en la que podrás conocer a nuevos amigos. El anfitrión te enseñará algunas de las más deliciosas especialidades marroquíes que podrás llevar a casa para sorprender a tu familia y amigos, como la bastilla (pastel marroquí), el cojín de pollo y el cuscús real, por nombrar algunos. Esta clase de cocina comienza con la compra de ingredientes en el mercado público, donde podrá conseguir algunas sabrosas especias. Asegúrese de comprar más, ya que es posible que no las encuentre fácilmente en su ciudad.

5. Pase por el Museo de la Fundación Lorin

Es sabido que Tánger es una ciudad con un rico patrimonio cultural y una vibrante escena artística. Una prueba de ello es el fascinante Museo de la Fundación Lorin. Ubicado en la calle Es-Siaghine, es una antigua sinagoga y un museo de arte en uno. De hecho, es conocida como la sinagoga más antigua de todo Tánger. Se trata de un edificio de dos plantas en el que se exponen diferentes aspectos de la vida cotidiana de la ciudad, como la política, los deportes y la historia. Aquí encontrará periódicos antiguos, fotografías, pinturas contemporáneas y artefactos.

6. Admirar la belleza de la Gran Mezquita de Tánger

Situada en la antigua Medina, la Gran Mezquita de Tánger es la principal mezquita de la ciudad. Su fachada general se completó entre 1817 y 1818 y presenta un impresionante estilo arquitectónico alauí. Aunque se empezó a construir en el siglo XVII, antes se levantaban en el mismo lugar muchas estructuras religiosas. Dos de ellas eran el templo romano de Hércules y una iglesia. La Gran Mezquita de Tánger presenta unos exteriores e interiores realizados en su mayor parte con ladrillo, madera y estuco, lo que le confiere un encanto inigualable.

7. Ver las exposiciones de la Galerie Dar D’Art

Sus vacaciones en Tánger no estarán completas sin visitar la fascinante Galerie Dar D’Art. Este centro cuenta con obras maestras contemporáneas, arte marroquí e impresionantes exposiciones de fotografía. Muchos artistas han contribuido a las exposiciones de la Galerie Dar D’Art. Algunas de las exposiciones más exitosas de este museo son obras de Abdel Mohcine Nakari, Abdelkader Melehi, Damien Bonnaud, Ion Aprodu, Jean Pierre Favre y Mourad Benkirane, entre otros.

8. Ver la tumba de Ibn Batouta

Conocida como el lugar de descanso de Ibn Battuta, la Tumba de Ibn Batouta es uno de los muchos hitos históricos e interesantes que encontrará en Tánger. Ibn Battuta fue un famoso aventurero marroquí nacido en 1304. Viajó por muchas partes del mundo, como África, Oriente Medio y el sudeste asiático. Su tumba se encuentra en Medina. Aunque no es la atracción más visitada de Tánger, ya que está cerrada con llave y no se permite la entrada, muchos historiadores y aficionados a la historia se acercan a comprobarlo desde la distancia Excursiones en camellos Merzouga​

9. Visita a la Sinagoga Moshe Nahon, de estilo andaluz

Una de las maravillas arquitectónicas más majestuosas y opulentas de Tánger es la Sinagoga Moshe Nahon. Fue construida en Medina por Moïse Nahon en el siglo XIX. Aunque en su día fue un salón de actos judío, ahora sirve de museo tras su restauración en 1994. Los interiores de la Sinagoga Moshe Nahon presentan un estilo andaluz con bases de columnas empotradas, paredes de estuco y acentos florales. Su principal atractivo es su preciosa zona de oración con mobiliario de época. Otro elemento que no debe perderse en el museo es la galería del piso superior, que alberga objetos valiosos para la comunidad judía.

10. Haga turismo con la excursión a pie por el casco antiguo de Tánger (desde 24 EUR)

Si es usted el tipo de turista al que le gusta hacer turismo y pasear por la ciudad, este paquete de recorrido a pie por el casco antiguo de Tánger de Viator es perfecto para usted. La aventura comienza en la parte oriental de Tánger. Antes de llegar a ella, disfrutará de unas vistas perfectas de La Corniche a lo largo del camino. El paseo se detiene en el bullicioso bulevar con vistas a la costa española. Iberia, el cabo Espartel, las cuevas de Hércules y la kasbah del siglo XV son algunas de las paradas que le esperan a lo largo de esta aventura de cinco horas.

11. Planifique una emocionante excursión gastronómica por Tánger

¿Está planeando un itinerario emocionante para sus vacaciones en Tánger? Asegúrese de incluir una visita gastronómica, ya que la ciudad cuenta con deliciosos platos y una gran cantidad de fantásticos lugares para comer. No deje de probar la famosa b’ssara, el tajine, la chermoula, la harira y otras comidas tradicionales de Marruecos. El Restaurante Al Maimouni, el Restaurante Rif Kebdani, Chez Hassan Bab Kasbah y El Morocco Club son algunos de los excelentes restaurantes marroquíes que no debería perderse durante sus vacaciones en la ciudad.

12. Conozca la cultura y la cocina marroquíes (desde 82 euros)

Nunca entenderás del todo la cultura de Tánger si no pruebas su comida tradicional. Si le gusta aprender sobre culturas y es un gran aficionado a los viajes gastronómicos, quizá quiera unirse a este alegre tour de cultura gastronómica de Viator. Se trata de una aventura de tres horas que incluye servicios de transporte. A través de esta excursión, no sólo podrá conocer la cultura de la ciudad, sino que también podrá entablar amistad con los lugareños. Adquirirá consejos sobre las especialidades marroquíes y las formas de prepararlas. ¿Y lo mejor? Probarás el mayor número posible de lugares para comer en el destino. La escapada tendrá lugar en el puerto de Tánger Ville; la tarifa incluye un desayuno especial.

13. Comprar hasta reventar en el Grand Socco

El Grand Socco es uno de los muchos lugares vibrantes de Tánger. El arte, la cultura, la gastronomía y la historia se funden en esta bulliciosa zona. Es un gran bazar para los adictos a las compras y a la comida, lleno de tiendas locales y excelentes restaurantes. Cuando vaya de compras, asegúrese de tener preparadas sus habilidades de regateo, ya que los vendedores hacen buenos descuentos a los turistas amables. Además, prepare una lista de las delicias culinarias locales que piensa probar para no perderse ni una. Si no está cenando o comprando, puede sentarse en cualquiera de los bancos de la plaza y disfrutar de la relajación y la observación de la gente.

14. Explorar la Legación Americana en Tánger

Es hora de tomar clases de historia. ¿Tiene curiosidad por saber más sobre el legado estadounidense que dejó Tánger siendo un destino tan lejano y exótico? Si es así, ahora tiene la oportunidad de adentrarse en los alucinantes datos del notable monumento estadounidense situado en la hermosa y pintoresca ciudad de Tánger. Al entrar, podrá explorar numerosos elementos, como los discursos de 1947 que abarcan temas que van desde la independencia de la mujer hasta el acceso a la educación tal y como era en aquella época.

Vuelta al cole: explore el rico legado americano que ha dejado la encantadora ciudad marroquí y amplíe sus horizontes con interesantes datos sobre su arraigada historia.

15. Parada en el museo arqueológico Dar el Makhzen

Considerado como otro de los puntos turísticos más concurridos, el mundialmente reconocido Dar el Makhzen es sin duda uno de los edificios más significativos que mantienen viva la memoria del grandioso pasado de la ciudad. El museo arqueológico está situado cerca de la famosa plaza de la Kasbah de Tánger. Si se pregunta por los detalles de este lugar histórico de gran importancia para los lugareños, tenga en cuenta que se cree que el palacio de Dar el Makhzen fue la residencia del último sultán marroquí.

Disfrute del grandioso palacio: hoy en día, el antiguo palacio entusiasma con sus singulares techos tallados y su magnífico jardín. Acérquese y disfrute de su glamour.

 

16. Visitar el «Cabo Malabata» en Tánger

Aparte de su gran variedad de monumentos antiguos y valiosos, la preciosa ciudad de Tánger, en Marruecos, también puede ofrecer a sus turistas internacionales una experiencia memorable en el faro de la ciudad llamado Cabo Malabata. Como ejemplo de un lugar realmente concurrido en la ciudad marroquí, el Capa Malabata es también conocido como Punta Malabata frente al Estrecho de Gibraltar. El cabo marroquí se encuentra a unos 6 km de la ciudad, ya que alberga un antiguo palacio mágico y un faro.

Acérquese: no pierda la oportunidad de explorar el castillo de aspecto medieval del siglo XX y el faro local. Sin duda, el paseo merece la pena.

17. Apúntese a una visita a las extraordinarias Cuevas de Hércules

En realidad, las reconocidas Cuevas de Hércules son uno de los lugares más interesantes de la encantadora ciudad marroquí y sus alrededores. Las leyendas dicen que se contaron muchas historias dentro de las mundialmente conocidas Cuevas de Hércules, ya que la famosa atracción turística reúne a cientos de miles de visitantes durante todo el año. Curiosamente, las Cuevas de Hércules también se consideran uno de los puntos más destacados de la ciudad relacionados con la mitología griega. Muchos creen que Hércules dormía realmente en esas Grutas antes de completar los 12 trabajos que le encomendó el rey Euristeo de Tirinto.

Conozca las Grutas o Cuevas: por supuesto, no es necesario creer en mitos y leyendas para venir por aquí también. De todos modos, las Grutas de Hércules son un espectáculo. No se las pierda.

18. Navegar por exposiciones únicas en el Museo de la Kasbah

Situado en el Dar el Makhzen, el Museo de la Kasbah se cree que es el palacio del sultán que cuenta con un magnífico jardín de patio convencional. Además de su innegable aspecto y su elegante jardín, el notable Museo de la Kasbah cuenta con exposiciones únicas que reflejan la rica cultura e historia de la ciudad marroquí. De hecho, las exposiciones del fastuoso museo comienzan con la prehistoria de la ciudad y continúan con las dinastías islámicas de antaño.

La Kasbah le espera: entre y eche un vistazo a las antiguas exposiciones que mantienen intacta la arraigada historia de Tánger.

19. Maravíllese con la extraordinaria arquitectura de la Kasbah de Tánger

Situada en el extremo norte del país marroquí, la ciudad marítima está muy enriquecida con lugares destacados y atracciones turísticas únicas que despiertan la curiosidad de cualquier visitante. Un buen ejemplo de ello es la Kasbah De Tanger, cuyas murallas datan del siglo XIII, ya que el propio edificio se erigió en los puntos más altos de la ciudad, justo encima de la Medina.

No se lo pierda: la eminente Kasbah De Tanger impresiona por su extraordinaria arquitectura, que mantiene sus diseños originales casi a la perfección.

20. Dar un paseo por la historia en el Instituto Cervantes

Conozca el Instituto Cervantes, también conocido como la mundialmente famosa Sala de Exposiciones, que es en realidad otro lugar inmensamente deseado por los turistas internacionales y por los locales. El instituto, o la biblioteca, ofrece jugosos detalles e información encuestada sobre el desarrollo cultural y lingüístico de América Latina y España. Por ello, el instituto se ha convertido en una de las bibliotecas más antiguas fundadas en el extranjero, ya que abarca el mundo hispano con bastante amplitud. Dé un paseo por la historia del desarrollo cultural y lingüístico hispano a lo largo de las décadas.

21. Explorar el casco antiguo, también conocido como Medina de Tánger

Estar en la maravillosa y exótica ciudad de Tánger y no explorar la mundialmente conocida Medina es, sin duda, el mayor error que se puede cometer. En árabe, Medina se traduce como la Ciudad Vieja o los barrios antiguos de la ciudad. En nuestro caso, la Medina entusiasma con sus calles estrechas y sus encantadoras zonas llenas de tiendas y acogedores cafés. Desde allí, uno puede regocijarse contemplando las magníficas vistas del puerto y el mar.

Disfrute de la Medina: tenga en cuenta que una parte de la Medina está dedicada a ofrecer opciones de alojamiento a todos los turistas, mientras que otras secciones se centran principalmente en las zonas del centro comercial, que incluyen una bonita gama de acogedoras tiendas de recuerdos, etc. ¡Disfrútelo!

22. Disfrutar del relax total en Cap Spartel

Si está buscando un lugar encantador y apartado fuera de la ciudad, sin duda ha encontrado su nuevo lugar favorito para la relajación total y el ocio. Conozca el Cap Spartel siendo el extremo noroeste marroquí, que ofrece hermosos paisajes y soledad. Esta atracción de la ciudad también se conoce como el Cabo de las Viñas africano, que se alza sobre una costa rocosa.

Pase por el Cabo de las Viñas: La cima abre, en efecto, unas vistas impresionantes del mar Mediterráneo y del océano Atlántico.

23. Respirar el aire fresco en el Parque Perdicaris

Preciosas vistas de la puesta de sol, tranquilidad y vegetación: ¿qué más puede pedir un turista a un parque? Exactamente. Es hora de recuperar la energía y mezclarse con la naturaleza. El Parque Perdicaris es todo lo que necesita después de un largo paseo por los mejores lugares de la ciudad, como monumentos antiguos y simbólicos, palacios, museos y otros edificios de gran importancia.

Disfrute de un paseo tranquilo: Diga adiós al estrés y al pandemónium diarios que se derivan de la ajetreada ciudad. Pasee por el parque y conviértase en uno con la naturaleza.

24. Diviértase al sol en la playa de Dalia

La playa de Dalia está fuera de la ciudad, pero hay taxis que le llevarán hasta allí y el trayecto es de unos 45 minutos. Está cerca de Port Med y las vistas del Atlántico y el Mediterráneo son preciosas. Si tiene suerte y tiene un día claro, podrá ver hasta España. La playa tiene barcos azules y estos son sacados por los pescadores locales. La playa está limpia y no hay basura. No hay mucho en el asentamiento alrededor de la playa, así que llévate una bonita cesta de picnic, una manta y lo que necesites para holgazanear en la playa. Sin embargo, hay algunos cafés que venden comida y refrescos cerca. Es divertido pasear por la playa aunque el agua esté fría. La playa es tranquila en comparación con otras, por lo que es ideal para descansar de las zonas más concurridas de Marruecos. Es el mejor tipo de playa virgen y sin aglomeraciones si te gusta el mar. Sin embargo, se hace más popular en verano, así que durante esa época del año, hay que llegar pronto.

25. Hazte unos selfies en la Terrasse des Paresseux

La Terrasse des Paresseux está en lo alto de las colinas de Tánger y ofrece algunas de las mejores vistas de España. En un día claro, se puede ver hasta Gibraltar. Merece la pena visitar el mirador para hacerse selfies frente a la hermosa vista. Encontrará un conjunto de antiguos cañones orientados hacia la bahía. La plataforma está convenientemente situada a poca distancia del Grand Cafe de Paris y de una perfumería local. No es la vista más espectacular del mundo, pero es un lugar agradable para detenerse mientras se pasea por las tiendas de la zona. Las vistas desde allí arriba te permiten ver el tamaño de la ciudad y ver cómo se ha expandido a lo largo de los años. Relájese y relájese junto a los jóvenes y otros viajeros que se reúnen allí.

26. Ir a una pintoresca aventura a caballo (desde 38 EUR)

nfrute de una maravillosa experiencia a caballo en el lujoso Castillo de Mnar durante sus vacaciones en Tánger. Reserva esta excelente actividad de una hora de duración en Airbnb. Con la ayuda de un instructor profesional, podrás aprender a montar correctamente a caballo en los pintorescos paisajes que rodean el palacio. Tu compañía será un simpático bereber o un caballo árabe. Esta experiencia se vuelve más emocionante cuando se vislumbra España desde su ubicación.

Qué esperar

Acérquese: la lustrosa y acogedora ciudad de Tánger, en Marruecos, se muere de ganas de mostrarle sus simbólicos y valiosos hitos, sus atracciones únicas junto a sus magníficos palacios y sus alucinantes vistas del encuentro del océano Atlántico con el mar Mediterráneo. Con esto en mente, ¿no le parece que Tánger es un cuento de hadas que ha cobrado vida?

1 comentario en «Las 26 mejores cosas que hacer en Tánger, Marruecos»

Deja un comentario

error: Content is protected !!
× ¿Cómo puedo ayudarte?