...

Cosas que hacer en Agadir, Marruecos

Cosas que hacer en Agadir, Marruecos

Situada a lo largo de la costa meridional de Marruecos, Agadir es una ciudad fenomenal que combina un suave ambiente playero con una animada y variada escena cultural.

Su magnífica arquitectura sólo es comparable con sus impresionantes vistas, y sus encantadores museos combinan perfectamente con sus emocionantes centros de entretenimiento.

Por si todo esto no fuera suficientemente maravilloso, su proximidad a impresionantes rutas de senderismo y a pueblos únicos y encantadores la convierte en una base ideal para realizar excursiones de un día.

Así que si está preparado para disfrutar de un clima magnífico y un poco de estilo de ciudad pequeña, eche un vistazo a algunas de las mejores cosas que hacer en Agadir.

1 – Pasear por el centro de Agadir

No hay mejor lugar para comenzar su aventura que el centro de la ciudad, que bulle de actividad a cada paso.

La arquitectura le llamará la atención desde el primer momento, con magníficas formas geométricas y elevadas estructuras que muestran lo mejor del diseño marroquí.

También puede pasar por la fábrica de aceite de argán, donde podrá conocer el proceso de producción de esta sustancia mientras disfruta de una rica mezcla de fantásticos aromas.

Este es también el punto de partida de muchas y excelentes excursiones a pie y visitas a la ciudad, que le ayudarán a explorar la zona en mayor profundidad.

Podrá ver los animados mercados y los magníficos edificios históricos, así como algunas demostraciones artísticas de artesanos de talla mundial.

Es la manera perfecta de empezar a disfrutar de los muchos encantos únicos de esta ciudad.

2 – Relájese y aprenda en el Jardín de Olhao

Puede que no espere influencias portuguesas en medio de Marruecos, pero los bellos dominios del Jardín de Olhao son una parte muy querida del paisaje urbano.

Este espléndido parque público cuenta con unos encantadores espacios verdes, un parque infantil y unos magníficos jardines llenos de vívidas flores.

Pero probablemente sea más conocido por su impresionante museo y sus casas históricas, todas ellas diseñadas al estilo portugués.

El parque ofrece un vistazo a la historia colonial del país, y tanto si está hojeando los volúmenes de su impresionante biblioteca como si se relaja en la hierba del exterior, ofrece un pequeño trozo de tranquilidad en el corazón de la ciudad.

3 – Paseo por la historia en la Medina de Agadir (Polizzi)

Situada en pleno centro de la ciudad, la Medina Polizzi es un notable escaparate del rico pasado de la ciudad.

Construida en un estilo medieval clásico, cuenta con calles sinuosas, tiendas encantadoras y el tipo de patios abiertos y cafés íntimos que han sido durante mucho tiempo un elemento básico de la zona.

Lamentablemente, muchos de los edificios antiguos originales de Agadir fueron destruidos en un terremoto en 1960, por lo que este complejo bellamente recreado es un medio inestimable para preservar esa época pasada.

También es una parada muy popular en las visitas a pie, que dan tiempo suficiente para explorar todos los rincones de este fascinante espacio.

Para los aficionados a la historia y a la estética cultural tradicional, este lugar es una visita obligada.

4 – Explorar la belleza del desierto del Sahara

Además de sus amplias playas y zonas verdes, Agadir está sorprendentemente cerca del desierto del Sahara Merzouga .

Haga una excursión de un día para disfrutar de las vastas extensiones y la geografía única de este paisaje mundialmente conocido.

Y aunque admirar las numerosas dunas de la zona es una gran experiencia, ¡es aún más divertido lanzarse por ellas!

Pruebe el sandboarding para vivir una aventura de alto octanaje que incluye unas vistas impresionantes de los alrededores mientras desciende a toda velocidad por las laderas.

También puede reservar una excursión en jeep para ver las pequeñas tiendas, la fauna local y las hermosas playas.

Y si una excursión de un día a esta hermosa biosfera le deja con ganas de más, pruebe un viaje de varios días para empaparse aún más del paisaje.

Podrá ver de todo, desde arte prehistórico y lugares recónditos para practicar el surf, hasta pueblos rústicos y preciosos valles, antes de dormirse bajo un espectacular dosel de estrellas.

No pierda la oportunidad de ver de cerca este espectacular paisaje.

5 – Disfrute de fabulosas vistas y grandes historias en Agadir Oufella (Kasbah)

Con pintorescas vistas de la ciudad y una notable historia propia, Agadir Oufella -conocida históricamente como Kasbah- es uno de los lugares más bellos que ver en la ciudad.

La fortaleza se construyó inicialmente en 1540 y se actualizó en 1752; gracias al terremoto de 1960, sólo queda parte del edificio original.

Mientras disfruta de las vistas panorámicas de la ciudad, también podrá conocer el distinguido pasado de la Kasbah como fortaleza de la ciudad.

Suele ser una de las primeras paradas en las visitas a la ciudad precisamente por estas razones, y la visita a este bello monumento es una de las mejores cosas que hacer en Agadir si se quiere comprender la rica historia de la zona en mayor profundidad.

6 – Pasear por la Mezquita de Mohamed V

Las mezquitas de Marruecos son conocidas por sus magníficos diseños, y la Mezquita Mohamed V no es una excepción.

Es el edificio más grande de Agadir y su hermosa torre principal sólo tiene parangón con los intrincados diseños de sus muros exteriores y balcones.

Como en la mayoría de las mezquitas del país, sólo los musulmanes pueden entrar en el edificio, pero aun así puede disfrutar de su colorido y elegante exterior.

Pase por uno de los muchos y excelentes recorridos por la ciudad si quiere saber más sobre la historia y los detalles arquitectónicos de este magnífico edificio.

7 – Conocer a las criaturas del Parque Nacional de Souss-Massa

Desde manadas de órices y gacelas hasta bandadas de ibis y avestruces, los numerosos animales que habitan el Parque Nacional de Souss-Massa son siempre emocionantes de ver.

Una excursión a este hermoso espacio natural incluye espectaculares vistas de las dunas y las orillas del mar, y oportunidades inigualables de observar la vida salvaje.

Su visita contribuirá a la conservación de estas especies en peligro de extinción y, de paso, le permitirá conocer el ecosistema local.

8 – Vea las emocionantes calles de Marrakech

Para otra gran excursión de un día con un toque de gran ciudad, salga a explorar las sinuosas carreteras y los magníficos espacios culturales de Marrakech.

Desde sus pintorescas mezquitas y sus animados zocos hasta sus encantadores jardines públicos y sus singulares barrios, la zona es una fiesta para los sentidos y un deleite para la mente.

Pasee por las plazas públicas llenas de artistas, pruebe deliciosas comidas auténticas y adquiera algunos recuerdos clásicos en las numerosas tiendas de la zona.

Aunque es fácil visitar los lugares de interés en un día, merece la pena hacer una excursión de varios días para descubrir lo mejor de la ciudad.

Y si tiene poco tiempo pero quiere vivir una experiencia completa, añada una cena-espectáculo a su itinerario y pase la noche disfrutando de auténticos platos y espectaculares actuaciones musicales.

Es la forma perfecta de culminar su estancia en la ciudad.

9 – Recorra las extraordinarias exposiciones del Museo de la Cultura Amazigh

Si busca cosas más centradas en la historia que hacer en Agadir, el Museo de la Cultura Amazigh es un destino perfecto.

Esta renombrada institución muestra la larga y fascinante historia de la civilización amazigh/bereber, y es quizás más conocida por su colección de joyas antiguas.

También hay muchos otros artefactos sorprendentes, desde utensilios de cocina hasta obras de arte, que celebran la historia única de la región y su gente.

Tanto si lo visita por su cuenta como si lo hace en una de las excursiones a pie de la zona, le encantará explorar las tradiciones de esta sociedad única.

10 – Visite a algunos bichos geniales en Crocoparc

¿Quiere conocer de cerca a algunos reptiles increíbles?

Pásese por Crocoparc y conozca a sus encantadores habitantes de sangre fría.

Además de unos 300 cocodrilos, esta instalación de fauna silvestre alberga anacondas, tortugas y lagartos, así como miles de especies vegetales.

Pasee por una gigantesca boca de cocodrilo -falsa, por supuesto- y tómese un tiempo para admirar las distintas criaturas, y luego disfrute de otras emocionantes actividades disponibles, desde sesiones de tatuaje de henna hasta tranquilos paseos por los hermosos jardines.

Si se decide, incluso se puede ver cómo se da de comer a los animales.

11 – Disfrutar del sol en la Grande Roue d’Agadir y en la playa de la Corniche (Corniche La Côte)

¿Lo único mejor que una vista de la playa?

Las vistas de la playa desde arriba.

Suba a La Grande Roue d’Agadir, una enorme noria, y contemple el magnífico paisaje de la arena y el oleaje.

Cuando termine su viaje, dé un paseo por el pintoresco paseo de la Corniche La Cote, observando a la gente y degustando algunos deliciosos productos de los puestos cercanos.

Es una forma maravillosa de disfrutar del famoso ambiente soleado.

12 – Recorrer los senderos de Paradise Valley

Como su nombre indica, Paradise Valley es un pequeño trozo de belleza en el corazón del desierto.

Enclavado en la cordillera del Atlas, este espléndido valle es el lugar perfecto para alejarse de todo, con pozos de natación, senderos pintorescos y pueblos rústicos que explorar.

Si dispone de tiempo, puede realizar alguna de las excursiones más largas, en las que podrá explorar las hermosas zonas boscosas que han hecho que la región sea tan querida.

También puede hacer una excursión de varios días para pasar aún más tiempo en la naturaleza, con muchas oportunidades de conocer a algunos lugareños por el camino.

Será una aventura que no olvidará pronto.

13 – Pasear o navegar por el puerto deportivo de Agadir

Con un paisaje espectacular y una maravillosa colección de barcos, el puerto deportivo de Agadir es el lugar perfecto para dar rienda suelta a su lado náutico.

Tanto si es marinero como si no, le encantará ver las diferentes embarcaciones y recorrer las diferentes tiendas del paseo marítimo.

Y si le apetece salir al agua, hay un montón de excelentes barcos de alquiler disponibles.

Esta es también una parada popular en muchos tours de la ciudad, por lo que puede disfrutar de un poco de diversión en el sol en su camino a todas las otras cosas increíbles que hacer en Agadir.

14 – Practicar el surf de remo en la playa de Agadir

Si todos los barcos le hacen desear más tiempo en el agua, pruebe a dar una vuelta en una tabla de surf de remo.

Esta vigorizante actividad es una forma estupenda de disfrutar del océano y de hacer turismo, a la vez que se hace algo de ejercicio.

Plage d’Agadir es una playa especialmente popular para este deporte, con preciosas vistas de la costa y muchos cafés donde relajarse después de la excursión.

Y si es nuevo en el paddleboarding, no se preocupe; hay muchas clases disponibles para aquellos que buscan un poco de orientación antes de salir al agua.

En tan sólo dos horas, estará listo para conquistar las olas.

15 – Vislumbrar el pasado de la ciudad en el Museo de la Memoria de Agadir

Algunos de los mejores museos son los que abordan historias trágicas de forma honesta y matizada.

Y en el Museo de la Memoria de Agadir podrá conocer a fondo una de las mayores catástrofes de la ciudad.

Su principal objetivo es el terremoto de 1960, especialmente el enorme impacto que tuvo en la arquitectura antigua de Agadir.

Vea las maravillosas exposiciones que muestran el trazado de la ciudad antes del terremoto, y luego vea cómo los ciudadanos reconstruyeron y se recuperaron después.

Las maravillosas exposiciones le ayudarán a entender este impactante incidente de una manera más significativa.

16 – Dé un paseo (o una vuelta) por Taghazout

Si lo que busca es una auténtica experiencia de pueblo, salga a explorar las infravaloradas maravillas de Taghazout.

Este encantador pueblo de pescadores es el lugar perfecto para realizar excursiones de un día, en las que se puede practicar el surf, nadar y hacer turismo.

Súbase a un camello o a un burro para disfrutar aún más del variado terreno; ¡es una vista especialmente encantadora al atardecer!

Desde mezclarse con los lugareños hasta recorrer increíbles espacios al aire libre, encontrará mucha diversión en este tranquilo pero dinámico pueblo.

17 – Ver los espectáculos de talla mundial en Agadir Dolphin World

Para disfrutar de un espectáculo realmente único, diríjase al Mundo de los Delfines de Agadir para ver a algunas criaturas extraordinarias en acción.

Observe cómo un grupo de delfines altamente entrenados realiza hazañas sorprendentes, mostrando su inteligencia natural y su carácter juguetón.

Y si quiere saber más sobre estos talentosos mamíferos marinos, puede incluso reservar una sesión de natación con ellos.

Pasar un buen rato en el agua con estos magníficos animales será una experiencia que no olvidará.

18 – Vuele como un pájaro con un paseo en globo aerostático

Aunque la tierra y el mar que rodean Agadir son lugares maravillosos, un paseo en globo aerostático es una experiencia increíble en sí misma.

El viaje comienza antes del amanecer, cuando le llevarán al lugar de despegue.

A continuación, se eleva y se aleja para disfrutar de las encantadoras vistas de los pueblos, los paisajes marinos y las impresionantes laderas de las montañas del Atlas.

Una vez que aterrice, podrá disfrutar de un desayuno tradicional bereber: ¡el comienzo perfecto para otro maravilloso día en Marruecos!

19 – Poner a prueba tu temple con las atracciones del Xtreme Park

Cuando busque más cosas que hacer en Agadir, diríjase al Xtreme Park y prepárese para las emociones.

Este parque de atracciones lleno de energía está repleto de divertidas atracciones, desde casas encantadas hasta atracciones de tirachinas que desafían la gravedad.

También hay muchas atracciones más tranquilas para los niños, así como algunas zonas de juego de primera categoría para que se desahoguen.

Es una gran excursión de tarde, con entretenimiento y emoción a raudales.

20 – Explorar las maravillas de Essaouira

Desde su fundación prehistórica hasta sus muchos años como plaza fuerte portuguesa, Essaouira es conocida como una joya histórica y cultural.

Haga una excursión de un día a esta renombrada ciudad para visitar las cooperativas de aceite de argán, pasear por su llamativa costa y visitar la preciosa medina, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

También hay muchos otros tesoros que explorar, desde el barrio judío hasta los históricos cañones del puerto de Bab El Marse.

Todo forma parte de la magia de esta increíble ciudad que ha cautivado a visitantes de todo el mundo y a lo largo de los siglos.

21 – Contemplar la belleza de la Mezquita del Líbano

Con su impresionante arquitectura tradicional, la Mezquita del Líbano es un maravilloso ejemplo de los principios clásicos del diseño islámico.

Aunque sólo se puede entrar en ella si se es musulmán, el exterior de la estructura ofrece mucho para que los visitantes la disfruten, incluyendo un hermoso trabajo de azulejos y vibrantes salpicaduras de verde en todo el edificio.

También merece la pena visitarlo por la noche, cuando la hermosa iluminación ayuda a resaltar los magníficos detalles del edificio y su espléndida silueta contra el horizonte.

22 – Dejar que los más pequeños se suelten en Parkids Agadir

Si viaja con niños, diríjase a Parkids Agadir para disfrutar de un entretenimiento de primera categoría.

Es una de las mejores cosas que hacer en Agadir para los niños, con una amplia serie de parques infantiles que fomentan la creatividad y ofrecen mucho ejercicio.

Con gimnasios en la selva, karts y visitas de fin de semana de simpáticas mascotas disfrazadas, es el lugar perfecto para que los más pequeños se diviertan y descarguen su energía.

23 – Caminata por las hermosas montañas del Atlas

La espectacular cordillera del Atlas, que se extiende por gran parte del norte de África, es conocida por sus impresionantes paisajes y su variedad de gratificantes senderos.

Si le gusta la vida al aire libre, una visita a estas distintivas cumbres es absolutamente imprescindible.

Los excursionistas estarán encantados de probar las diferentes rutas; pasar una mañana vagando entre acantilados y oasis, o emprender una excursión de varios días a través de frondosos bosques y sinuosos senderos con impresionantes vistas de los escarpados picos.

Por si todos los tesoros naturales no fueran lo suficientemente grandes, también hay varias comunidades bereberes en la zona, por lo que su visita también ofrecerá muchas oportunidades de inmersión cultural.

Una aventura en estas montañas de fábula es algo que no debe perderse.

24 – Ver el arte en Taroudant

A sólo una hora y media al este de Agadir, la ciudad de Taroudant ofrece una fantástica mezcla de historia y arte.

A menudo se la denomina «la abuela de Marrakech», debido al gran parecido físico entre ambas ciudades, y también cuenta con algunos maravillosos atributos culturales propios, como una próspera escena de artesanía y joyería.

Durante su visita, no olvide pasar por la medina de Taroudant, que aún conserva sus notables murallas, y ofrece grandes perspectivas sobre los primeros tiempos de la zona como antigua capital real.

Algunas excursiones también incluyen una parada en el Oasis de Tiout, un precioso escondite de pequeños pueblos y palmeras que se utilizó en la película de 1954 Alí Babá y los cuarenta ladrones.

25 – Salir a la carretera (fuera de ella) en una excursión en quad o en buggy

Hay pocas maneras mejores de explorar el terreno salvaje y espectacular de Agadir y sus alrededores que en quad o buggy.

Reserve una excursión (o dos) y salga a explorar los diversos ecosistemas de la región, con un poco de adrenalina como parte del trato.

Sobrevuele las enormes dunas y experimente la emoción de una montaña rusa con un control total.

O súbase a un buggy para realizar un emocionante recorrido por las montañas, pasando por zonas boscosas y pequeños pueblos.

Tanto si quiere explorar la playa, el desierto o las cordilleras más altas, ¡no hay nada como un poco de todoterreno para disfrutar del paisaje!

26 – Disfrute y aprenda en el Palacio Claudio Bravo (hotel/museo)

¿Le gusta mezclar el glamour con la historia cuando busca alojamiento?

Entonces reserve una habitación en el Palais Claudio Bravo, que cuenta con un impresionante currículum, pasado y presente.

Este fabuloso hotel lleva el nombre de su creador, un pintor chileno que se trasladó a Marruecos porque la calidad viva de la luz era buena para su trabajo.

El hotel representa las mejores cualidades de la región, desde los diseños tradicionales hasta el abundante espacio exterior, perfecto para disfrutar del agradable clima.

También sirve como museo de primera categoría, con obras de luminarias como Pablo Picasso expuestas con cariño junto a piezas de cerámica tradicional de toda la región.

Tanto si va a pasar la noche como si sólo está de paso, es una parada ideal para los aficionados al arte y la arquitectura.

27 – Regálese un hammam

Si lo que busca es algo más relajante que hacer en Agadir, déjese llevar por la querida costumbre del hammam.

Aunque esta entrañable tradición se conoce más comúnmente como baño turco, cuenta con un montón de toques marroquíes únicos, además de un montón de complementos opcionales para centrarse en todos los aspectos del bienestar.

Después de relajarse en el vapor calmante, podrá elegir entre una variedad de tratamientos relajantes.

Deje que las tensiones se disipen en sus músculos con un masaje, o reserve una clase de yoga para probar nuevos y refrescantes estiramientos.

O reserve una sesión de spa y pruebe aún más comodidades, como un remojo reparador en auténticos aceites de argán.

No hay mejor momento que las vacaciones para mimarse de una docena de maneras diferentes.

28 – Prepare un sabroso recuerdo con unas clases de cocina

No importa el tiempo que pase en la cocina, disfrutará de las dinámicas clases de cocina que se ofrecen por toda la ciudad.

La comida marroquí es mundialmente conocida por una razón, y le encantará aprender a preparar platos clásicos como el tagine y las tortillas.

Lo mejor de todo es que estas clases pueden combinarse a menudo con otras increíbles excursiones, como caminatas, visitas al Valle del Paraíso y viajes a encantadores pueblos locales.

La fantástica comida es una dimensión más de la cultura que puede explorar, y mejor aún, que puede reproducir en casa.

29 – Ver los partidos en el estadio de Adrar

Los aficionados al fútbol acudirán en masa al Estadio Adrar, la principal instalación deportiva de la ciudad.

Con un aforo de aproximadamente 45.500 personas y un programa de partidos que va rotando regularmente, es el lugar perfecto para ir si quieres vivir toda la emoción de un partido en directo.

Pásese por allí para animar al equipo local, el Hassania Agadir, y disfrute de unos partidos fantásticos junto a los lugareños.

30 – Pasar un día de playa en Legzira

La playa de Legzira, otro espectacular trozo de playa en la zona, es el destino perfecto para aquellos que buscan una experiencia más aislada, sin escatimar en belleza.

Este asombroso lugar es amado por nadadores y surfistas por igual por sus impresionantes aguas y sus consistentes olas, pero incluso si prefiere quedarse en la orilla, podrá disfrutar de unas vistas extraordinarias.

La playa es igualmente famosa por su geología, con llamativas arenas rojas e impresionantes arcos de roca que crean un escenario de inquietante belleza.

Tanto si quiere zambullirse (literalmente) como si sólo quiere hacer fotos, la encantadora Legzira le tiene cubierto.

31 – Saborea la belleza de la costa con un paseo a caballo

Con tantos reinos fantásticos al aire libre, la zona de Agadir y sus alrededores es un lugar perfecto para dar paseos a caballo.

Por suerte, hay un montón de excursiones disponibles que cubren todos los ecosistemas que ofrece esta maravillosa región.

Pasee por las crestas de las montañas, camine por los recónditos bosques de eucaliptos o pasee por las amplias y hermosas playas.

Por supuesto, las costas son opciones especialmente populares, con paseos de varias horas que muestran el magnífico paisaje y el suave tirón de las olas.

Ensille, acomódese y disfrute de las impresionantes vistas costeras junto a su corcel.

32 – Alójese y juegue en Atlantica Parc

Si busca lugares para alojarse que sean tan divertidos como la ciudad, diríjase a Atlantica Parc.

Además de unos encantadores campings, el complejo alberga un pequeño pero poderoso parque acuático.

Una vez que haya terminado de competir con sus seres queridos en los toboganes o de chapotear en las zonas de juego, puede relajarse en el jardín, comer en el restaurante del complejo o dirigirse a las playas cercanas para practicar el surf.

Si no te apetece ir a saco, también hay un alojamiento interior de primera categoría, con cómodas suites tipo apartamento.

Con su ambiente familiar y relajado, este complejo ofrece mucho entretenimiento sin escatimar en servicios.

33 – Saborear el mar en una excursión en barco

Después de todo el tiempo que ha pasado admirando el mar desde la orilla, salga en una excursión en barco para verlo de cerca.

Mientras navega por el templado Atlántico, podrá vislumbrar desde cuevas marinas aisladas hasta tranquilos pueblos y la animada fauna local.

También hay muchas maneras de mantenerse activo durante el viaje, ya sea nadando en las aguas cristalinas o lanzando un sedal para pescar lo último.

Sea cual sea el crucero que elija, descubrirá que un día en el agua es un día bien aprovechado.

34 – Disfrute de los diseños únicos del Palacio Dar Sultan

Con su arquitectura de estilo europeo y su distinguida historia real, el Palacio Dar Sultan es una parada ideal en el itinerario de cualquier viajero.

Sirvió de residencia monárquica durante muchos años y, en su época de esplendor, acogió a numerosos dignatarios, científicos y otras figuras destacadas.

Aunque está un poco alejado de las rutas habituales, merece la pena pasear por este peculiar castillo para ver otra cara de la historia de la ciudad.

35 – Conseguir algo de plata en una excursión de un día a Tiznit

La histórica ciudad de Tiznit, muy cercana a lugares emblemáticos como Legzira y Tafraout, ofrece una visión de las ricas tradiciones de la región.

Este antiguo centro comercial tiene muchos elementos fascinantes, como hermosos edificios tradicionales y murallas bien conservadas.

Pero es más conocida por su industria de la plata, con multitud de magníficas piezas de joyería disponibles en sus numerosas tiendas.

Tómese su tiempo para buscar la pieza que desee en los mercados y luego explore los tranquilos barrios de este pequeño y fantástico pueblo.

36 – Surfear, nadar y tomar el sol en algunas playas estupendas

El surf es una de las actividades más populares en Agadir, y sea cual sea su nivel de habilidad, hay un montón de costas estelares para elegir.

Diríjase a la playa de Anza para disfrutar de grandes olas y ver las huellas de dinosaurios fosilizados, o pruebe las corrientes más tranquilas de la playa de Banana, con su ambiente relajado y abundante fruta fresca.

Enfréntese a las multitudes para disfrutar de los queridos conjuntos de olas de la playa de Taghazout, o diríjase a Aghroud para disfrutar de aguas más tranquilas y de costas más apacibles.

Coma pescado fresco después de un baño tranquilo en Imi Ouaddar, o vaya a Tifnit para disfrutar de un oleaje de alta calidad que aún permanece en el radar.

Si necesita aprender las técnicas básicas antes de aventurarse, o simplemente quiere pulir sus habilidades, hay un montón de clases de surf disponibles en la ciudad y sus alrededores.

Incluso puede reservar un campamento de surf de varios días si realmente quiere mejorar sus habilidades.

La costa marroquí es cada vez más popular, así que date el gusto de ir de playa en playa y ver por qué tanto alboroto.

37 – Cave Win Timdwin

Después de explorar todos los fantásticos paisajes de la superficie, visite las enormes e intrincadas cámaras de la cueva Win Timdwin.

Se trata de una de las mayores cuevas de África y cuenta con una increíble variedad de tesoros, como un enorme río subterráneo que serpentea a través de una impresionante variedad de formaciones rocosas.

Aunque gran parte del lugar está cerrado a los visitantes, puede recorrer parte del sistema de cuevas para hacerse una idea de su impresionante escala y su fascinante red de cavernas.

Será increíble contemplar lo que hay bajo sus pies.

38 – Disfrute de una bebida refrescante en la Casa del Té

Para disfrutar de deliciosos manjares y fabulosas bebidas, pásese por la Casa del Té, situada en la propia ciudad de Agadir.

Este acogedor espacio ofrece de todo, desde cafés y crepes hasta batidos y sándwiches, y, por supuesto, toda una variedad de tés.

Pásese por allí para disfrutar de un ambiente tranquilo y de una gran oferta: ¡la forma perfecta de repostar para su próxima aventura!

39 – Explora con estilo con un paseo en camello

Vamos, ¡no puede venir al desierto y no montar en camello!

Esta actividad clásica es una forma estupenda de explorar los alrededores, y además podrá conocer la cultura local, utilizando estas robustas criaturas que han sido un medio de transporte durante siglos.

Puede realizar una excursión diurna para visitar el mayor número posible de lugares, o reservar una excursión al atardecer para disfrutar de las increíbles vistas del vívido cielo nocturno y los cambiantes tonos de la arena. noche en el desierto

Y para darle un toque extra, pruebe a reservar una cena, para poder celebrar su emocionante viaje con una auténtica comida marroquí.

Tanto si quiere viajar entre ciudades como recorrer los amplios espacios abiertos, ¡le encantará su tiempo en la silla de montar con estos icónicos animales!

40 – Compre hasta caer rendido en el zoco El Had

Recorrer los animados mercados es una de las cosas más divertidas que hacer en Agadir, y Souk El Had, la zona comercial central, es probablemente el más famoso de estos lugares.

Con más de 6.000 puestos y una red laberíntica de pasillos y pasadizos, el espacio puede resultar abrumador; pero siempre que mantenga el ingenio y se oriente, se lo pasará en grande explorando.

Pero si quiere centrarse en artículos más específicos, también puede utilizar el excelente sistema de categorización del mercado para orientarse de manera eficiente.

También puede visitar el mercado en el marco de un recorrido a pie o de una visita a la ciudad, en la que guías expertos le ayudarán a navegar por la amplia red de puestos.

Desde productos agrícolas hasta libros, pasando por obras de arte, artículos electrónicos, especias o cerámica, aquí encontrará de todo, incluidos, por supuesto, muchos puestos de souvenirs.

Traiga sus bolsas de la compra y diviértase explorando, ¡y prepárese para el trueque!

41 – Coger una ola en Tamraght

Si va a pasar un día en Tamraght, lo más probable es que vaya a practicar surf.

Con sus pintorescas playas y sus fantásticas olas, es un lugar ideal para empezar a aprender este deporte o para seguir perfeccionando sus habilidades en un ambiente relajado.

Y si quiere diversificar sus actividades físicas, este es también un lugar popular para las clases de yoga.

Después de pasar horas en el agua o en la esterilla, ¡dormirás tranquilo cuando vuelvas a la ciudad por la noche!

42 – Hacer amigos con plumas en el Valle de las Aves de Agadir

A los amantes de los animales que buscan cosas interesantes que hacer en Agadir les encantarán las vistas y los sonidos del Valle de los Pájaros de Agadir, que celebra las numerosas especies de aves únicas que pueblan nuestro mundo.

Conozca cara a cara toda una variedad de aves de Sudamérica y Asia, y aprenda todo sobre sus fascinantes comportamientos y hábitats nativos.

Es un lugar estupendo para ver algunas hermosas criaturas, y para tomarse un pequeño respiro del ajetreo de la ciudad.

43 – Encuentra tu ritmo con unas clases de baile

Si quiere conocer de cerca una forma de arte clásica marroquí, reserve unas clases de danza durante su estancia en la ciudad.

Con un curso de danza del vientre, podrá soltarse y divertirse mientras prueba una de las formas de entretenimiento más populares de la región.

Es físicamente exigente, pero también profundamente gratificante; con toda una variedad de estilos y niveles de clase entre los que elegir, podrá relajarse y centrarse en la diversión de aprender una nueva habilidad, o seguir desarrollando sus talentos.

Al final de la clase, apreciará estos populares espectáculos de una forma totalmente nueva.

44 – Salga a jugar con estilo en los campos de golf

Otra forma de disfrutar del famoso clima templado es coger los palos y dirigirse al campo de golf.

Agadir cuenta con dos excelentes campos para elegir: el Golf Du Soleil, que combina calles expertamente cultivadas con un exuberante paisaje arbolado; y el Ocean Golf, que, haciendo honor a su nombre, ofrece fantásticas vistas al mar para complementar su creativa selección de hoyos.

Trabajar en su juego y disfrutar de unas vistas de primera clase: ¡no hay nada mejor que eso!

45 – Visitar pueblos y rutas de montaña en Tafraout

Situado en las laderas de las montañas del Anti-Atlas, el pueblo de Trafraout cuenta con una hermosa estética y un tranquilo encanto propio.

Es otro lugar maravilloso para conocer la cultura bereber, desde sus finas tradiciones culinarias hasta sus distinguidas joyas arquitectónicas.

Aunque el pueblo sea pequeño, es perfecto para pasear y ofrece una visión más íntima de la vida rural marroquí.

El viaje a través de la cordillera del Anti-Atlas (también conocida como el Pequeño o Pequeño Atlas) merece la pena por sí mismo; con sus formaciones rocosas de magníficos colores y una geología austera y distintiva, es una fiesta para los ojos y un placer para los caminantes.

Haga una excursión a las montañas para comprobarlo por sí mismo.

46 – Navegue con estilo en una moto de agua

Una vez que haya navegado, surfeado y practicado paddleboarding, quizá quiera probar algo más salvaje.

Súbase a una moto acuática para dar un emocionante paseo por los puertos y en mar abierto, rebotando sobre las olas y disfrutando de unas vistas fenomenales de las ciudades y los tesoros naturales que bordean la costa.

Después de una sesión informativa y un poco de práctica, ¡estarás volando por el agua y viviendo tu mejor vida de héroe de acción en un abrir y cerrar de ojos!

47 – Comer en los mejores restaurantes

Entre tanto turismo, asegúrate de dejar tiempo para comer en alguno de los muchos y excelentes restaurantes de la ciudad.

Aunque la ciudad ofrece un poco de todo -desde tailandés hasta francés o mexicano-, la cocina nacional es mundialmente conocida por algo, así que deje tiempo para los mejores restaurantes de comida marroquí.

Coma cuscús en el Restaurante Daffy, disfrute de un marisco de primera categoría en Le Jardin D’eau, o de los fenomenales platos de pescado de Le Petit Pecheur.

Disfrute de los creativos aperitivos de La Villa Blanche, de las carnes frescas a la parrilla de Au Pool Lounge o de las elegantes versiones de los platos clásicos de Le P’tit Dome.

Disfrutar de la comida local es una de esas cosas clásicas que hacer en Agadir, y con tantas opciones increíbles, su mayor reto será dejar espacio entre una comida y la siguiente.

48 – Juegue en los casinos

Una vez que se haya saciado de comida, es hora de ir a las tragaperras.

Agadir cuenta con dos casinos de primera categoría para aquellos que deseen combinar el juego de calidad con un poco de elegancia.

El Casino Le Mirage cuenta con un amplio calendario de eventos en vivo y noches temáticas, así como con excelentes mesas de cartas y una gran variedad de máquinas de juego.

Por su parte, el Casino Shem’s Agadir ofrece más de 100 opciones electrónicas, una sala de póquer de primera categoría y un maravilloso restaurante y bar para relajarse entre ronda y ronda.

Son los lugares perfectos para pasar una noche con clase, ¡e incluso puede ganar algo más de dinero para comprar chucherías!

49 – Prueba la próspera vida nocturna de la ciudad

Después de todas estas fantásticas aventuras, tendrá que almacenar su energía para la noche; la escena de la fiesta de Agadir es muy superior a su categoría, y puede probarla en algunos de los mejores clubes nocturnos.

Si quiere vivir la experiencia de una discoteca tradicional, Papagayo y Flamingo Oriental Nightclub son los lugares perfectos para bailar y disfrutar de un ambiente lleno de energía.

NAYA Club Agadir cuenta con amplias salas y un ambiente un poco más selecto, mientras que So Lounge ofrece un ambiente más exclusivo junto con una mezcla ecléctica de DJs y actuaciones musicales en directo.

Y para una velada más relajada, pásese por Avenue Hassan II, que presenta una estética de cafetería clásica y relajada junto con excelentes postres y bebidas.

Tanto si quiere pasar desapercibido como si quiere salir de fiesta hasta el amanecer, la ciudad junto al mar le tiene reservada la diversión.

¿Cómo llegar a Agadir?

El aeropuerto de Agadir Al Massia cuenta con una gran variedad de vuelos, con compañías aéreas de todo Marruecos y de gran parte de Europa.

Reserve algunos traslados al aeropuerto para ir y volver del avión con facilidad.

¿Dónde alojarse en Agadir?

Con la fantástica gama de servicios del Hotel Riu Palace Tikida Agadir, con todo incluido, desde pistas de tenis y espectáculos nocturnos hasta un spa, amplias zonas de baño y fácil acceso a la playa, casi no querrá salir de la propiedad.

El Hotel Argana Agadir es otra delicia junto al mar, que ofrece delicias para todas las horas del día, desde una cena exquisita hasta un lujoso spa y un club nocturno en el lugar.

Para una estancia familiar y lujosa, dese un chapuzón en el parque acuático del Atlas Amadil Beach Hotel. A los niños (y a los niños de corazón) les encantará probar los diferentes toboganes, mientras que los adultos pueden relajarse en el spa o disfrutar de la música con clase en el piano bar.

Y si desea un alojamiento discreto pero con clase, reserve una habitación en el Hotel Senator Agadir, cuya terraza, enorme jardín y preciosa piscina ofrecen un lugar ideal para relajarse entre tanta visita turística.

¿Adónde ir después?

Si toda la emoción de Agadir le ha animado a vivir aventuras en la gran ciudad, en Marrakech encontrará montones de cosas divertidas que hacer.

Conocida como la «Ciudad Roja» por sus característicos edificios de piedra arenisca, esta bulliciosa metrópolis tiene algo que ofrecer a todo el mundo, desde museos únicos y ruinas bien conservadas hasta una impresionante arquitectura y una excitante escena gastronómica.

La ciudad está a sólo tres horas de Agadir, por lo que es una excursión fácil de un día; pero merece la pena quedarse más tiempo para poder explorar sus dinámicas calles y conocer todo lo que ofrece esta querida ciudad.

Reflexiones finales

Tanto si quiere tumbarse en la playa, sumergirse en la historia o disfrutar de una escena de entretenimiento que rivaliza con la de muchas grandes ciudades, nunca se quedará sin cosas interesantes que hacer en Agadir.

La belleza natural de esta encantadora ciudad sólo tiene parangón con sus encantos culturales, y tanto si es su primera visita a Marruecos como si es la décima, seguro que se lo pasará en grande explorando sus calles, sus rutas de senderismo y su impresionante costa.

¿A qué espera? Este acogedor puerto está listo para recibirle.

¡Feliz viaje!

Deja un comentario

error: Content is protected !!
× ¿Cómo puedo ayudarte?